CONTACTANOS

Solicitá una demo o envianos tu consulta, te respondemos a la brevedad. 

También puedes contactarnos via chat a la derecha de nuestra página.

  • Black LinkedIn Icon
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon

Cartelería Digital 3.0

March 22, 2016

 

A medida que pasa el tiempo y se consiguen nuevos standard tecnológicos tenemos tendencia a agregarle un número al sustantivo que identifica una disciplina o elemento como forma de explicitar en su deniminación la evolución  que ha conseguido. 

 

Así tenemos internet, internet 1.0, 2.0, telefonos smart modelo 3,4,5,6 6S, , etc. etc.  Algo parecido nos pasa ahora con Digital Signage.

 

Pero porqué sumarnos a esta denominación?

 

 

 

Antes solo era una pantalla bonita 1.0

 

Cuando comenzó la cartelería digital, todavía convivíamos con las redes 2G de telefonía. Los monitores que se utilizaban eran plasmas de 45 kilos, que prometían una resolución de un tv convencional aunque en formato widescreen.

 

Las plataformas de software experimentaban en como administrar agendas de contenidos con cierta estabilidad, tratando de asimilar los distintos formatos de archivos que se utilizaban (flash, avi, etc), aun sin estar preparados para formas de compresión mas elaboradas.

 

La infraestructura tambien era un problema, en estos lados del mundo transferir un archivo de 5mb hace 8 años atrás era muy complejo, el aseguramiento de contar con la lista de reproducción imaginada era todo un desafio.

 

Pero lo mas importante de todo esto, es que si bien se contaba con las bondades básicas que ofrece la cartelería digital versus los medios convencionales (eyecatching, recordabilidad, pregnancia de los mensajes, menores costos de logística de información, etc), Toda esta parafernalia de plasmas, cables vga, computadoras y software solo permitia la comunicación en un solo sentido.

 

Las marcas seguían hablandole a los consumidores sin establecer diálogo alguno.

 

 

 

 2.0, mas pero no se si tanto

 

La evolución de la tecnología permitió que los plasmas fueran desplazados por monitores LCD (no led, sino lcd) con mejores resoluciones HD- o FHD, las redes permitieron una transferencia de contenidos mas confiable y ofrecieron estabilidad a las plataformas de software que con PCs mas poderosas podian procesar mejor los distintos formatos de archivos de video que debian programar y ejecutar en sus agendas.

 

Siendo una disciplina nueva que integra tecnología, marketing y contenidos, mucho fueron las ideas y vueltas, muchas las innovaciones que quedaron a un lado por poco utilizables o por su alta tasa de fallo.

 

Muchos trataron de evolucionar hacia esa tan buscada interacción con la audiencia por distintos caminos: sensores de movimiento tipo kinetic que prometian interactuar sin tener que tocar la pantalla, soluciones touchscreen extremadamente lentas que solo funcionaban bien en laboratorio o en entornos muy controlados, pisos, paredes, techos interactivos con sensores y proyectores para mover cubos, papelitos, hojas, etc.

 

Buenos avances, aunque la interactividad conseguida no era la que se buscaba.

 

 

Cartelería digital 3.0 será la vencida?

 

 

Podemos contar que en este largo camino realizado ya es posible utilizar monitores ultradelgados en resolucion 4k si fuera necesario, simplificar la implementación de videowalls, usar monitores pequeños como una etiqueta electronica para los precios, o como una tablet o enormes como toda una pared.

Tambien podemos implementar canales de comunicación y publicidad tanto para interior como para exterior.

 

 

Asi avanzamos sobre la customización de las soluciones (no muy comun en estos tiempos), entendiendo que existe un tipo de cartelería digital según el objetivo que sean necesario alcanzar.

 

Esta customización es el camino actual, comprendiendo que las redes sociales empujan a las demas plataformas a la interacción, a la omnicanalidad de los contenidos de las marcas y organizaciones. No importa si esto es en un retail o si es para comunicar a los recursos de una empresa aplificando el alcance a cada uno de ellos casi en tiempo real.

 

La cartelería digital es una herramienta para distribución de información en tiempo real y que nos permite  amplificar las experiencias tanto en tiendas, áreas de transporte, centros médicos como en educación,  comunicación interna, activaciones de alto impacto, señaletica, etc. 

 

Asi, es habitual crear plataformas para pequeñas tiendas que trabajan sus ofertas y fidelización practicamente 1 a 1 como grandes canales de comunicación para retailers con múltiples canales de contenidos y segmentación de ofertas y promociones.

 

Las redes sociales se han sumado fuertemente a estas plataformas y la interacción con ellas permite ESA interacción que buscabamos, que la audiencia pueda participar del mensaje que el emisor envía, y que el emisor reciba esa interacción para mejorar su relación con esa audiencia.

 

De esa interacción surgirá finalmente la experiencia con la marca.

 

 

Actualmente estamos en una nueva transicion hacia nuevos caminos en la cartelería digital que la evolución tecnológica y las redes sociales, ese gran nuevo motor de evolución de comportamiento y comunicación social, estimulan y redescubren. 

 

Localmente, las restricciones de importación y los herráticos valores en dólares del equipamiento han mantenido a los comunicadores locales un tanto alejados de esta herramienta.

 

 

 

 

La cartelería digital está mas vigente que nunca, y es uno de los ejes mas potentes de la comunicación de organizaciones y marcas revitalizados fuertemente por los cambios de comportamiento de los consumidores, las redes sociales y los nuevos estándares de experiencia audiovisual con los que convivimos durante toda nuestra jornada digital.

 

 

 

 

Please reload

Entradas destacadas